Porcelano

En algunos caballos, especialmente en aquéllos cuyo pelaje está totalmente cubierto por pelo blanco, se da el caso, de que la piel  o manta (el cuero, propiamente dicho), sea de color oscuro, lo que determina en el conjunto  exterior, un suave reflejo azulado, semejante al de las finas porcelanas. Esta semejanza es lo que le dio pie al gaucho argentino, para llamar “porcelano” a estos animales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.