POR QUÉ PELEAN LOS ANARQUISTAS? (15/12/1819)

PARA LOS UNITARIOS, LOS FEDERALES ERAN ANARQUISTAS,. El 15 de diciembre de 1819, la “Gazeta de Buenos Aires” publicó un extenso editorial contra los partidarios del federalismo. En ese escrito, motejándolos de “anarquistas”, el anónimo autor señaló que la “Igualdad física” que éstos pretendían implantar entre Buenos Aires y las provincias era imposible, porque iba contra los “consejos de la naturaleza”, y “las leyes inmutables del orden del universo”. Transcribimos los principales párrafos del artículo. “¿Por qué pelean los anarquistas? ¿Quiénes son ellos? ¿Cuáles sus cualidades y sus medios de establecer un sistema regular cualquiera ? —Se les atribuye la pretensión de establecer la federación— ¿y hay alguno entre sus jefes que sepa ni siquiera pronunciar correctamente aquella voz? Hasta ahora no hemos oído explicar razonablemente a los pretendidos federalistas cuáles son los alcances de su sistema. “Hubo tiempo que en Buenos Aires se asomó el deseo de reducirse a sola su provincia, aun excluyendo a Santa Fe, que es pueblo de su dependencia provincial y a nadie le pareció peor la proposición que a los partidarios de tal régimen.

Los federalistas quieren no sólo que Buenos Aires no sea la capital, sino que, como perteneciente a todos los pueblos, divida con ellos el armamento, los derechos de aduana y demás rentas generales: en una palabra, que se establezca una igualdad física entre Buenos Ares y las demás provincias, corrigiendo los consejos de la naturaleza que nos ha dado un puerto y unos campos, un clima y otras circunstancias que le han hecho físicamente superior a otros pueblos y a la que por las leyes inmutables del orden del universo, ésta afecta cierta importancia moral de un cierto rango. Los federalistas quieren en grande, lo que los demócratas jacobinos en pequeño. El perezoso quiere tener iguales riquezas que el hombre industrioso, el que no sabe leer optar a los mismos empleos que los que se han formado estudiando, el vicioso disfrutar el mismo aprecio que los hombres honrados, y hasta el de cierta estatura, que no se eleve más sobre la tierra el que la tiene mayor, una perfecta igualdad. Si no es de esta clase de sistema lo que entienden por federación, entre nosotros, los que son sus partidarios que se sirvan explicarnos sus conceptos. Nosotros no negamos que la federación absolutamente considerada sea buena; pero los que sostienen que relativamente a nuestras provincias es adoptable y sin inconvenientes, deben manifestarnos los elementos con que cuentan para la realización de su proyecto.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.