POR ENCONO, TAPA UNA IGLESIA

En torno a la Basílica del Santísimo Sacramento, ubicada en la calle San Martín 1039 de la ciudad de Buenos Aires, existe una leyenda que dice que por un encono entre familias, CORINA KAVANAGH hizo construir el monumental edificio que está enfrente para taparle la visual a la iglesia que MERCEDES CASTELLANOS observaba desde su residencia (el actual Palacio San Martín, sede de la Cancillería). Cuentan que Corina tenía un romance con AARON (uno de los diez hijos que Mercedes tuvo con su esposo Nicolás) y que ésta impidió la relación. Por eso la venganza de Corina, quien para comprar el terreno donde está el rascacielos, vendió tres estancias. Los historiadores afirman que eso es un mito porque Mercedes murió el 9 de julio de 1920 y el Kavanagh se inauguró en 1936.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.