PLAZA FLORES (28/11/1894)

El 28 de noviembre de 1894, la plaza del porteño barrio de Flores, fue rebautizada como “Plaza General Pueyrredón”, aunque todo el mundo la sigue llamando Plaza Flores. El nombre del barrio que fue un pueblo hasta que en 1887 se lo incluyó dentro de los límites de la Capital, se debe a Juan Diego Flores, uno de los primitivos propietarios de los terrenos que hoy ocupa la Plaza. En la primera traza del pueblo realizada en 1801, se destinó un lugar para instalar allí una plaza, que durante muchos años, no fue más que un potrero destinado al estacionamiento de carretas. También fue un si -Tio de triste fama, donde a partir de 1813, se realizaron frecuentes fusilamientos de delincuentes comunes y de presos políticos en 1832.

En 1854 se decidió remodelar el terreno que se había destinado a la Plaza Flores para convertirlo en un paseo público: se plantaron acacias, paraísos y sauces; se trazaron senderos y se rodeó el perímetro con postes labrados y cadenas. Fue entonces que se le dio su primer nombre: “Plaza 14 de julio” y en 1862 se instaló allí, la primera calesita para chicos que funcionó en Buenos Aires. Después de la inauguración de la estación ferroviaria de Flores y de la aparición del tranvía, la actividad de plaza se incrementó rápidamente, constituyéndose en uno de los paseos obligados de las familias porteñas. En 1870 fue rebautizada “San José” y por entonces, era el lugar favorito para la actuación de bandas de música y la instalación de ferias y romerías. En 1894 se le volvió a cambiar el nombre y se la rebautizó “Plaza General Pueyrredón” y se inauguró una estatua del prócer, pero ninguna decisión oficial logró cambiar la costumbre y la plaza sigue siendo la “Plaza Flores” para el pueblo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.