PANCHO SIERRA

FRANCISCO SIERRA (1843-1891) fue un célebre “sanador” pampeano conocido como “Pancho Sierra”. Se afirma que era hijo de una familia acomodada del norte bonaerense y que llegó a cursar algunos años en la Facultad de Medicina. Mientras vivía en Buenos Aires, sufrió un fracaso amoroso y desapareció de su hogar y recién se tienen noticias de él, en 1872, cuando reaparece ya como “curandero”. Poseedor de cierta fortuna, había comprado una estancia en la localidad del “Porvenir”, cerca de Rojas, provincia de Buenos Aires y allí se instaló. “Curas milagrosas” rápidamente cimentaron su fama y pronto es consultado tanto por gente humilde como por poderosos que a caballo, sulky o carro viajaban expresamente para consultarlo. Lo cierto es que durante casi 20 años practicó curas consideradas milagrosas.

Se afirmaba que era capaz de curar  a través de la sugestión, el agua magnetizada y a veces, por imposición de las manos. Entre sus “pacientes”, muchos de ellos deshauciados por la medicina alópata, se encontraban ricos estancieros como GÓMEZ BASUALDO y ROBERTO CANO. Pero también tuvo poderosos enemigos que lo trataban de “charlatán”, entre ellos  RAFAEL HERNÁNDEZ, ADOLFO ALSINA, MARCOS PAZ y hasta el mismo ex Presidente, el general ROCA.

SIERRA tuvo además fama de buen hombre y de generoso. Su campo estaba siempre poblado con gente que esperaba ser atendida, a quienes les brindaba cobijo y comida gratuitamente. Cuando murió en 1891, su leyenda comenzó a agigantarse y muchas asociaciones de espiritistas, lo reivindicaron como su maestro y guía. Su tumba se encuentra en Salto, provincia de Buenos Aires y a través del tiempo, se ha convertido en lugar de peregrinación de gente que lo “consulta” o le pide algún milagro, aún después de muerto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.