ORIGEN DE LA CIUDAD DE MENDOZA (02/03/1561)

El Capitán y Teniente General de las provincias de Cuyo y sus comarcas, PEDRO DEL CASTILLO, funda la ciudad de Mendoza, actual capital de la provincia del mismo nombre en el valle que los indígenas llamaban “Guentala”. Cinco años antes los españoles habían tratado de hacer pie en la región, pero la expedición, que venía del Perú y era comandada por  FRANCISCO DE VILLAGRA, encontró la cordillera cerrada por la nieve y no pudo avanzar.  En 1560 el gobernador de Chile, GARCÍA HURTADO DE MENDOZA, le encargó a PEDRO DEL CASTILLO que conquistara la zona de Cuyo y el capitán partió con 60 españoles y un millar de indígenas. La región estaba habitada por los “Huarpes”, un pueblo con clara influencia de la cultura incaica, que era pacífico y recibió muy bien a los conquistadores.  En esta fecha nació la ciudad, bautizada Mendoza en homenaje al gobernador de Chile.  Contaba con una población inicial de 30 españoles encomenderos a los que les asignaron 2.500 indígenas encomendados. Inmediatamente se constituyó el Cabildo como indicaban los reglamentos, con sus alcaldes, regidores y alguacil mayor.  En el mes de octubre se realizó el reparto de tierras para cultivo en los alrededores del pueblo. A principios del año siguiente, el nuevo gobernador de Chile, Francisco de Villagra, envió a JUAN JUFRÉ, su hombre de confianza, para que tomara el mando en su nombre.  A Jufré no lo convenció la ubicación de la ciudad y mandó trasladarla a un tiro de arcabuz hacia el sudoeste, es decir, a muy poca distancia.  Allí realizó una nueva traza de 25 manzanas y las pobló con 39 vecinos, algunos provenientes de la primera población.  Esta nueva ciudad fue llamada “La Resurrección” por haber sido fundada el 28 de marzo, en vísperas de esa fecha.  El nombre no tuvo éxito y prevaleció el de Mendoza, aunque la hermosa ciudad resucitó más de una vez, después de ser arrasada por los terremotos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.