Monte criollo

En la República Argentina “monte criollo” tiene dos acepciones muy distintas. Una se refiere a un juego de naipes comúnmente practicado en las pulperías y fiestas criollas y la otra a las plantaciones forestales, típicas de las regiones serranas. La primera le asigna genuina pertenencia al acerbo criollo, para diferenciar a este juego del “monte inglés”, de características parecidas, pero no iguales. La segunda tipifica al monte, cuyo acceso se hace difícil por la presencia de árboles achaparrados (diferentes a los gigantes de las selvas), y de arbolillos y arbustos espinosos, tales como el “churqui”, el espinillo, el chañar, el piquillín, la jarilla, el alpataco y otras variedades similares.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.