Mensuales

Así se llamaba a los peones que vivían en la misma estancia. Para ellos, en todos los establecimientos había construcciones con varias habitaciones, baño y cocina, que eran ocupadas por la peonada fija y allí, todas las mañanas al salir el sol, iba el capataz  o el mayordomo, para distribuir el trabajo del día.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.