MEMORIAS DEL GENERAL ROCA (11/9/1895)

MEMORIAS DEL GENERAL ROCA. El Congreso de la Nación decidió completar la obra iniciada por el Teniente General JULIO A. ROCA, sancionando una Ley por la que encargaba a AUGUSTO BELÍN SARMIENTO, nieto de DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO, la recopilación de todos sus trabajos para editar las memorias del general Roca y para ello, fijó la suma de dos mil pesos de subvención por parte del Estado por cada tomo de una determinada cantidad de páginas, tamaño, etcétera. El total de esta compilación alcanzaba a 53 tomos. Sin embargo, tal iniciativa no pasó sin resistencia de los adversarios del eminente hombre público. El Diputado MANTILLA se escandalizó de que el Estado costeara esta edición, sosteniendo que para perpetuar la grandeza de genio – si lo tuvo -, agregó, debía ser el pueblo, comprando los libros después de editarlos, quien pagara sus ediciones”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.