MEMORIAS DEL CORONEL BAIGORRIA (6/5/1868)

MEMORIAS DEL CORONEL BAIGORRIA. Publica sus “Memorias” el coronel MANUEL BAIGORRIA, un extraño personaje de la historia argentina. Un aventurero que se ganó rencores y admiración por partes iguales. Hacia 1827 Manuel Baigorria era un joven hacendado de la provincia de San Luis que comenzó a trabajar al servicio del Gobernador LUIS DE VIDELA. En 1831 formaba parte de las fuerzas unitarias que fueron vencidas por FACUNDO QUIROGA y cayó prisionero junto a 28 oficiales. Todos los prisioneros fueron fusilados pero Baigorria se salvó, porque en el momento de las ejecuciones estaba durmiendo y quedó olvidado en el calabozo. Al recuperar la libertad quiso reencontrarse con sus camaradas unitarios, pero como muchos de ellos habían muerto decidió huir al desierto como única forma de conservar la vida. Durante 22 años vivió en las tolderías indígenas, ganándose la confianza de los caciques YANQUETRUZ y PAINÉ, a quienes sirvió como consejero. Encabezó malones y en un ataque fue herido gravemente en la cara, luciendo para siempre una enorme cicatriz. Llegó a mandar un grupo de 300 hombres, entre los que se contaban proscriptos, desertores y delincuentes y tuvo amores con indias y cristianas. Sospechado de traición por un cacique, fue condenado a muerte, pero lo salvó el amor de una india, con la que se casó, y esta unión lo vinculó por lazos de sangre con la tribu. Cuando Rosas fue derrotado en Caseros, Baigorria abandonó el desierto y prestó servicios en las filas de la Confederación. En 1873 acompañó a Roca a la pampa, dándole a conocer muchos detalles sobre la vida de los indígenas. Murió en 1875 y sus “Memorias”, escritas en tercera persona, fueron un intento de justificar sus acciones. Fue admirado por su coraje y honestidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.