Maula

Quiere decir cobarde. Cuando un hombre se dejaba insultar sin responder  ni castigar al ofensor, o por lo menor “pelearlo”, los gauchos decían de él, que era “un maula” o también “un mulita”, “un  morado”, “un amargo” o “un flojo”, todos calificativos que todavía se escuchan en el campo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.