MANUEL BELGRANO Y LA ENSEÑANZA TÉCNICA (1799)

“Escribí, dice a este respecto,” varias memorias sobre la «plantificación de escuelas,  la escasez de pilotos y el interés que tocaba tan de cerca a los comerciantes y cuando se  me presentaron  cirunstancias favorables para el establecimiento de una escuela de Náutica, conseguí hacerlo a condición de exigir la aprobación de la Corte , que unca se obtuvo, pero que no paró hasta destruirla; porque aún los españoles, sin embargo de que conociesen la justicia y utilidad de estos establecimientos en América, francamente se oponían a ellos, errados a mi entender, en los medios de conservar las colonias.

No menos me sucedió con otro diseño que también logré establecer sin que costase medio real el maestro: ello es que ni éstas ni otras propuestas a la Corte, con el objeto de fomentar los tres importantes ramos de agricultura, industria y comercio, de que estaba encargada la corporación consular, merecieron la aprobación. No se quería más que el dinero que produjese el ramo destinado a ellas; se decía que todos estos establecimientos eran de lujo y que Buenos Aires todavía no se hallaba en estado de sostenerlos (“Documentos del Archivo de Belgrano”. Museo Mitre)

El 19 de agosto de 1810, también concrentándose una iniciativa de MANUEL BELGRANO se creó la Escuela de Matemáticas, que se puso bajo la dirección de FELIPE SENTENACH, el mismo que dos años después fuera ahorcado, debido a su participación en la asonada liderada por ÁLZAGA en enero de ese año. Fue inaugurada defionitivamente el 12 de setiembre de 1810, ocupando espacios cedidos en el edificio del el Consulado de Buenos Aires y allí se dictaban clases de matemática, geometría, trigonometría, álgebra, mecánica y algo de geografía. Funcionó hasta 1812 y en 1816, ocupó los espacios que ésta dejara, la Academia para la Enseñanza  de las Matemáticas y las Artes Militares, que funcionó hasta 1820

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.