LOS SIETE LOCOS (00/10/1929)

LOS SIETE LOCOS. La literatura comienza a dejar de ser un campo exclusivo de las, clases más. Altas y ROBERTO ARLT emprende el duro camino de la búsqueda y en 1930 publica su obra “Los siete locos”. No pretende ser didáctico. Ni explicar nada previamente formulado. Su obra es el producto directo de un convulsionado mundo interior. Algo que lo emparenta con el psicologismo meta- físico de la novela rusa a la manera de Dostoievsky. La forma es renovadora no por una conciencia de estilo sino por un prpceso instintivo. La obra de Arlt es un viaje tortuoso hecho a manotones y puñetazos. Un desfile de personajes marginados de las estructuras tradicionales. Todo en medio de un aire confuso. Un Buenos Aires de arrabal y clase media sin contornos definidos, expresando una realidad inédita a través de sí mismo. En esto se diferencia de los escritores de Boedo: el drama social se vuelve metafísico. El camino es confuso y el país vive ese laberinto. Una cosmovisión gris y balbuceante. Paulatinamente languidecen algunos rótulos: “La pequeña París”, le dicen a Buenos Aires. “El granero del mundo”, llaman a la Argentina. La búsqueda de la nueva realidad en nuestra patria, comienza a partir de un hombre del mundo oscuro (hijo de un emigrante prusiano y del arrabal), donde la necesidad de buscar una identidad, es más angustiante.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.