LOS POBLAMIENTOS EL ORO Y PLATA  (27/10/1573)

Quizás deberíamos encabezar este artículo con otro título. A lo mejor más justo habría sido que lo tituláramos simplemente  Poblamientos, pero no pudimos evadirnos de una realidad, que nos muestra el trasfondo de muchas de las acciones desarrolladas por los conquistadores españoles en América, esto es que, sin dejar de reconocer los muchos valores que su presencia significó para el desarrollo de una América próspera, la búsqueda de las riquezas que escondían estas tierra, fue el motor que generalmente movilizó  sus expediciones, poblamientos  y actividades en general.

Poblamiento de Tucumán
El 27 de octubre de 1573, tal como lo había comisionado en 1671 al Gobernador del Tucumán, GERÓNIMO LUIS DE CABRERA que se dedicara a poblar con españoles los pueblos del  valle de Salta, mediante correo fechado en La Plata el 27 de octubre de 1572, el virrey del Perú, FRANCISCO DE TOLEDO, le encargó al nuevo gobernador del Tucumán, GONZALO DE ABREU, una nueva fundación en esos territorios “para asegurar aquel paso de los indios que en aquella comarca están de guerra,  visto que de otra manera no se podía salir de la dicha provincia de Tucumán a esta de los Charcas, ni ir de esta provincia a aquélla sin compañía de gente y que por esto cesaba la contratación y comercio de la una provincia a la otra”

“En esta tierra (se refiere  a la zona montañosa de la provincia de Salta, hay minas de oro descubiertas y se han hallado entre los naturales muchos metales de plata ricos. Tiénese noticia de muchas minas de plata. y hánse hallado grandes asientos de ellas del tiempo de los incas. Va por aquí, camino real del inca del Perú a Chile; sería de gran importancia a las provincias del Perú, Tucumán y Chile que esto se poblase y más al servicio de Su Majestad y aumento de sus quintos reales. Demás de ser tierra muy rica, es fructífera y abundante. Y tiene más de doce mil indios. Yéndose por estos valles adelante, se da en el valle de Calchaquí, indios de guerra, be­licosos… Han hecho despoblar por fuerza de armas a los españoles tres veces y muertos muchos de ello (“Nueva  crónica de la conquista del Tucumán”, Roberto Levillier, Buenos Aires 1932.

Fundación de Jujuy
«Yo, JUAN RAMÍREZ DE VELAZCO, Gobernador y Capitán General de estas Provincias, Gobernador  del Tucumán  y Diaguitas y Comechingones y de todo lo a ello incluso, por el Católico Rey Don Felipe, Nuestro Señor. Por cuanto por convenir mucho al servicio de Dios Nuestro Señor y de su Majestad, hacer poblamientos de Ciudades, Villas y lugares de Españoles, en partes donde se consigue mucha utilidad y provecho, di orden y mandé, a  don FRANCISCO DE ARGAÑARAZ Y MURGUÍA, que en nombre de Su Majestad se poblase en el valle de Jujuy una ciudad. He acordado de os cometer y encargar la dicha población y doy poder para que podéis ir en persona al dicho asiento y Valle de Jujuy. con la cantidad de pobladores que de su voluntad quisieren asentarse y poblar en la ciudad, y estando en el dicho valle buscaréis el mejor sitio que hubiese y se pudiese hallar para que se pueda fundar la dicha ciudad, que tenga buen suelo, temple, agua, pastos, montes;.

Que así hallado con acuerdo, voto y parecer de los pobladores o de la mayor parte de ellos, fundaréis y poblaréis en el dicho sitio de él, la ciudad a la cual pongo y señalo por nombre «la ciudad de Velazco» y en la plaza pública de ella con los actos y solemnidades que se requieren, fijaréis y pondréis en nombre de S. M. un rollo y picota que es el árbol de Justicia en señal de posesión, y afijado y puesto públicamente, haréis se pregone; que ninguna persona sea osada a lo quitar ni defender, so pena de muerte y de perdimiento de todos sus bienes y de ser habidos por traidores a la corona Real; en el cual dicho árbol se ejecutará en nombre de S. M. su real justicia… y para lo susodicho nombraréis y elegiréis dos alcaldes ordinarios, cuatro regidores, Escribanos, alguacil mayor y otros oficiales de república. y nombrados que sean. haréis con ellos Cabildo o Ayuntamiento; hayáis de ser y seáis y os nombro por Capitán de S. M. de la dicha ciudad y mi lugarteniente de Gobierno y justicia Mayor de ella» (“La Revista de Buenos Aires”, Nº 34).

Fundación de La Rioja
El 20 de octubre de 1591 JUAN RAMÍREZ DE VELAZCO, en nota que le dirige al rey de España desde Santiago del Estero, le dijo: “.. .tuve aviso  de una provincia que llaman Sanagasta  y que tenían muchos naturales que no habían sido descubiertos de cristianos y pareciéndome convenir al servicio de vuestra majestad descubrirla y conquistarla lo hice. Y hallado un asiento cual se podía desear a la ribera de un río que sale de Famatina, tierra de Londres y a 15 leguas donde estuvo antiguamente poblada una ciudad y tener gran noticia de los indios naturales de minerales de oro y plata fundé y poblé en nombre de vuestra majestad la ciudad de Todos  los Santos de la nueva Rioja por cumplir con  todos y haberlos tomado (a los santos)  por intercesores, descubrí al parecer de 10 ó 12 mil indios, gente gallarda y bien vestida con los cuales y con otros tantos que tiene la provincia de Londres hice en nombre de Vuestra Majestad,  56 encomiendas y hallé entre los indios algunas muestras de plata y dicen que hay en la tierra grandes muchos destos minerales” (“Nueva  crónica de la conquista del Tucumán”, Roberto Levillier, Buenos Aires 1932.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.