EL VISTEO

Así se llama en nuestro campo, la esgrima criolla,que tiene una íntima relación con el clásico duelo a cuchillo del gaucho. Este lance, demandaba una técnica que no era definida en una escuela formal, como en el caso de la esgrima europea, sino que respondía a un criterio instintivo, desarrollado mediante el juego del “visteo” y una rara habilidad para dirigir los lances, desviar los golpes contrarios con quites o sacando el cuerpo para evitar un corte o la herida mortal. El visteo era un juego que se practicaba desde niños e incluso, cuando se llegaba a la adultez. Era una preparación para la pelea con cuchillo, en la que se requerían la velocidad de la vista y la habilidad para adivinar el destino del golpe contrario, y cómo evitarlo.  Moviendo velozmente el cuerpo o efectuando un quite con rapidez. Se practicaba con palitos, con vainas vacías o, simplemente, “a dedo tiznao”, pasando el dedo por el fondo de una olla, con el objeto de  “marcar” al contrario, preferiblemente en el rostro. Así se haría con el cuchillo, en caso necesario (ver Duelo criollo).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.