ABORÍGENES “LOS BOROGANOS”

Se conoce como boroanos, borogas o boroganos (en cualquiera de los tres casos también se los encuentra en la bibliografía escritos con v), al grupo de mapuches originarios de Boroa (o Voroa) en la Araucanía chilena. Su lugar de origen se encontraba en el territorio actualmente chileno que se extiende, entre los ríos Cautín y Toltén, cerca de La Imperial. Su nombre deriva del arroyo Vorohue (“lugar donde hay huesos”, aunque según algunas versiones estos “huesos” serían mazorcas de maíz). Durante la guerra e la Independencia de Chile (1819/1821), la mayoría de los boroganos lucharon junto a los realistas, acaudillados por el cacique Curiqueo, pero algunos otros lo hicieron del lado de los “patriotas” (independentistas). A partir de 1818, comenzaron a realizar incursiones al oriente de la Cordillera de los Andes, llegando hasta la actual provincia de Buenos Aires en donde formaron una federación gobernada por un consejo de seis caciques mayores: Cañiullan, Melín, Alún, Gauyquil, Mariano Rondeau y Cañiuquir, del cual dependían otros veinte caciques menores.

Se unieron al general chileno José Miguel Carrera, que luego de ser derrotado en su patria, había huído hacia la Argentina y lo secundaron en sus correrías hasta que este fue derrotado el 30 de agosto de 1821 en Punta del Médano por las fuerzas del coronel José Albino Gutiérrez. En  1823, comenzaron a trasladarse a las Salinas Grandes y a la Sierra de la Ventana, donde se asentaron. y en agosto de 1828, atacaron Carmen de Patagones y la “Fortaleza Protectora Argentina”.

El boroga Caniucuiz (Cañiuquir o Cañiquir) asumió el mando de los boroganos y éstos intentaron unirse al levantamiento unitario de Juan Galo de Lavalle, pero Juan Manuel de Rosas  logró impedir esto, llegando a un arreglo con los boroganos por medio de una de las esposas (Luisa) del cacique mayor Cañiuquir, que mantenía prisionera en su estancia de Los Cerrillos. Más tarde, de la mano del cacique Rondeau  buscaron acercarse a las autoridades y vivieron un tiempo en paz, hasta que el araucano Calfucurá, considerándolos traidores a “la causa araucana”, asesinó a Rondeau y a todos sus capitanejos.

2 Comentarios

  1. jorge

    Nada mas exacto. me interesa el informe para difundirlo entre algunos “defensores” de la etnia mapuche como originaria de nuestro territorio. Les agradezco el aporte y solicito vuestra autorización para usar este buen trabajo.

    Responder
    1. Horacio (Publicaciones Autor)

      Por supuesto que usted tiene absoluta libertad para usar como lo crea más conveniente el artículo que menciona. Nuestros interés al instalar esta página es no dejar que se pierdan en el anonimato hechos, circunstancias y personajes que hicieron nuestra Historia. Armamos nuestro material, buscando información en libros especializados, periódicos de la época, colaboraciones espontáneas y hasta en algún que otro texto que encontramos en Google. Tenemos la convicción de que nadie es dueño de la información referida a algo que le importe a la gente. Todo el mundo tiene derecho a saber lo que pasó, lo que pasa y lo que pasará y lo único que descartamos, por considerarlo un interés espúreo, es utilizar la información con fines comerciales.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.