LA PRENSA ANARQUISTA (18/05/1890)

La presencia de ENRICO MALATESTA, a mediados de la década de 1880 en Buenos Aires, constituye un  punto de partida del movimiento anarquista argentino que brota y crece en los sectores gremiales y gravita luego, a fines del siglo XIX en el ámbito cultural. A la influencia ideológica del nombrado anarquista italiano, se debió precisamente la aparición del primer periódico de esa tendencia, se llamaba  “El Perseguido” y su primer número apareció el 18 de mayo de 1890.

El 4 de abril de 1895 apareció la revista mensual ilustrada de arte, historia y letras “Buenos Aires”, que se editó hasta el 19 de mayo de 1899, bajo la dirección de GABRIEL CANTILO y JOSÉ MARÍA DRAGO y en los últimos meses de 1896, un joven escritor argentino de 21 años de edad, llamado ALBERTO GHIRALDO, fundó el diario “El Obrero” . La vida del anarquismo de principios de siglo, en gran medida, se halló reflejada en otro de los trabajos de este joven autor: la novela “Humano ardor”.

El 13 de junio de 1897, apareció un nuevo periódico anarquista, “La Protesta Humana”, dirigido por GREGORIO INGLAN LAFARGA, publicación que a partir del 11 de enero de 1904, se convirtió en diario con el nombre de “La Protesta”.

En junio de 1898, huyendo de una condena por delito político que se le impuso en Italia, llegó a Buenos Aires el poeta y penalista florentino PIETRO GORI, figura trascendente del anarquismo internacional, que iba influir notablemente en la escuela positivista del derecho. GORI, que había sido Consejero Municipal en Florencia, revalidó en nuestro país su título de abogado y publicó la revista “Criminología Moderna”, tribuna de esa escuela en Buenos Aires.

El 1º de mayo de 1899 el ya nombrado GHIRALDO editó el primer número de “El Sol”, semanario artístico y literario, cuya vida se prolongó hasta el 13 de julio de 1903 y el mismo GHIRALDO  fundó y dirigió “Martín Fierro”, un periódico que apareció el 3 de marzo de 1904 y se publicó hasta el 30 de enero de 1905. Al hacer la presentación de su revista, GHIRALDO expresó que “esta revista será la encarnación  más genuina de las aspiraciones del pueblo que sufre, ama y produce y que buscando un poco de equidad y alivio en las fatigas y luz plena para su cerebro”. Mientras que al referirse al personaje de JOSÉ HERNÁNDEZ, que inspiró el nombre de su revista, decía “… es el símbolo de una época de nuestra vida; la encarnación de nuestras costumbres, instituciones, creencias, vicios y virtudes. Es el grito de una clase luchando contra las capas superiores de una sociedad que la oprime; es la protesta contra la injusticia; es el reto varonil e irónico contra los que pretenden legislar y gobernar, sin conocer las necesidades de los que producen y sufren”. Curiosamente, GHIRALDO repetía literalmente, conceptos escritos por PABLO SUBIETA en 1881, en uno de los artículos que el talentoso altoperuano dedicó al poema de JOSÉ HERNÁNDEZ.

En este período de verdadero esplendor de la literatura y el periodismo anarquista argentino, sobresalieron tres figuras fundamentales: el mismo ALBERTO GHIRALDO, FEDERICO ÁNGEL GUTIÉRREZ (nacido en 1878) y JOSÉ DE MATURANA (nacido en 1884). GUTIÉRREZ  fundó y dirigió las revistas “Hierro” en 1904 y “Labor” en 1907.  Oros personajes que militaron en el anarquismo fueron el poeta CARLOS ORTÍZ (nacido en 1870), el dramaturgo FLORENCIO SÁNCHEZ, RODOLFO GONZÁLEZ PACHECO y FRANCISCO DEFILIPPIS NOVOA (ver “Diarios, Periódicos y Revistas” en Temas Puntuales).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.