LA PLACA QUE LOS INGLESES DEJARON EN PUERTO EGMONT (20/05/1774)

UNA PLACA DE PLOMO COMO PRUEBA DE UN DERECHO QUE NUNCA EXISTIÓ..Luego del acuerdo establecido entre los gobiernos de España y Gran Bretaña, el 15 de setiembre de 1771, comenzó a hacerse efectivo el desalojo de los efectivos ingleses de Puerto Egmont en las Islas Malvinas, culminando el mismo el 20 de mayo de 1774, con el retiro del último soldado inglés de ese lugar. Antes de abandonar la plaza, los militares británicos, persistiendo en su política, dejaron una placa afirmando, tozudamente y sin ningún argumento legal que los respaldase, que el fuerte y las islas pertenecían al rey Jorge III.

En 1775, el capitán español JUAN PASCUAL CALLEJAS, en su paso por ls islas,  la retiró y se la envió a sus superiores en Buenos Aires. Cinco años después, siguiendo instrucciones del virrey JUAN JOSÉ DE VÉRTIZ Y SALCEDO, se destruyeron por completo las instalaciones abandonadas por los británicos. La placa estuvo conservada en Buenos Aires hasta 1806, pero durante la primera invasión de los ingleses al Río de la Plata,  WILLIAM CARR BERESFORD la encontró  en el archivo de la ciudad, la robó y se la llevó a Londres. El gobierno británico jamás protestó por este hecho ni cuando la placa fue retirada de Puerto Egmont por el capitán CALLEJAS en 1775. Hoy, esa placa es utilizada por el gobierno de Gran Bretaña como una prueba de los derechos que dice poseer sobre las Islas Malvinas (ver “Las invasiones inglesas” en Crónicas)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.