LA MUERTE DE MANUEL VICENTE MAZA (27/06/1839)

Su amistad con JUAN MANUEL DE ROSAS, hizo que siempre estuviera junto a su lado, desde cuando era muy joven, que ofició hasta de tutor. Lo acompañó durante su primer gobierno y cuando Rosas recorría su segundo gobierno, MANUEL VICENTE MAZA se desempeñaba como su hombre de confianza desde la presidencia de la Sala de Representantes. Pero en 1839, descubierta en la madrugada del 27 de junio de ese año, una conjura para deponerlo como gobernador de Buenos Aires, en la que Maza estaba implicado, cerca de las ocho de la noche, un grupo de asesinos capitaneados por el capitán GAETÁN y otro caudillo barrial apellidado MOREIRA, alias el “Zurdo”, penetraron en el recinto de la Legislatura y ocuparon todas sus salidas con la orden de no dejar salir a nadie. Gaetán penetró en el salón principal de la Presidencia de la Sala de Representantes y apuñaló a MAZA, en momentos que este, luego de comprobar el fracaso de la intentona, escribía su renuncia al alto cargo que ocupaba para elevarla a Juan Manuel de Rosas. Al enterarse Rosas de la suerte que había corrido su amigo y ahora opositor, exclamó: “¡Más vale así, porque si llega a hacerse proceso, cuántos hubieran caído!” Se refería a la conspiración que había sido descubierta y desbaratada la noche anterior y en la cual estaba complicado un hijo del doctor Maza, el teniente coronel RAMÓN MASA.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.