LA HERMANDAD DE LA SANTA CARIDAD” (16/10/1754)

LA HERMANDAD DE LA SANTA CARIDAD”. Como consecuencia de la terrible situación causada por las epidemias, que asolaban a la ciudad de Buenos Aires, el 16 de octubre de 1754, se aprobó por medio de una real cédula, el funcionamiento de la “Hermandad de la Santa Caridad”, que actuaba ya como una entidad de socorristas voluntarios desde 1727, siendo por ello, uno de los primeros centros asistenciales dedicado a la atención de los pobres, huérfanos y vagabundos y que se ocupaba además de dar sepultura a los que nada tenían. En 1727, las terribles escenas que cubrieron de dolor las calles de Buenos Aires, invadida en aquellos años por una grave epidemia de viruela, inspiraron a JUAN ALONSO GONZÁLEZ la idea de fundar la “Hermandad de la Santa Caridad” Las crónicas de esas épocas, detallan que los cadáveres de los pobres eran colocados sobre cueros o envueltos en trapos y se los llevaba a enterrar, arrastrados por caballos. En aquellos años los cementerios no existían y los muertos de categoría eran enterrados en los templos, desde el atrio al altar mayor. Pero los esclavos y sirvientes se enterraban en terrenos cercanos a las iglesias. Asociándose a otros vecinos piadosos, y sin reparar en gastos ni en sacrificios personales, ya viajando, ya pidiendo limosnas por las calles, Juan Alonso González, concretó en una decidida acción, su vocación cristiana y para que no faltara nada a su generosa gestión, no teniendo la Hermandad cómo costear un capellán y siendo él viudo, resolvió tomar el estado del sacerdocio para atender, también, bajo este nuevo carácter, a los desgraciados que había tomado bajo su amparo. Este ilustre varón murió en 1768, y fue otro San Vicente de Paul en Buenos Aires. La Hermandad, que era originaria de Sevilla, España, donde fue fundada alrededor de 1683, luego que la península fuera azotada por una serie de calamidades, fue suprimida en 1822 durante el gobierno de MARTÍN RODRÍGUEZ.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.