LA GRAN COLECTA NACIONAL (1919)

Ante la crisis social que se vive en estos días, los obispos organizan la Gran Colecta Nacional, proclamando que  “los bárbaros ya están a las puertas de Roma. Es necesario dar, y dar mucho, para calmar a los miserables, pues todo. en un solo día de insurrección social,  puede quedar arruinado para siempre”. Su inspirador es monseñor Miguel de Andrea, asesor espiritual de la flamante Unión Popular Católica Argentina, creada para organizar el conjunto de instituciones católicas dedicadas a la acción social, colocándolas bajo la dirección de los obispos.

Como un ejército, la Iglesia se propone unificar sus fuerzas, y a la vez se ofrece como guía y orientación para las clases propietarias amenazadas. El proyecto no llega a concretarse: al principio las donaciones fueron significativas, pero se redujeron sustancial mente al pasar la crisis social, la unificación de las organizaciones católicas tropieza con todo tipo de resistencias y sordas oposiciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.