LA FRUSTRADA EXPEDICIÓN ANGLO PORTUGUESA DE 1763 (06/01/1763)

Fue un intento de invasión a las colonias españolas en América por estas dos naciones aliadas desde 1703. Concebida en 1762 y financiada por la “Compañía Inglesa de las Indias Orientales”, entidad privada con gran experiencia en los mares y territorios de Oriente. Se suscribieron acciones por 100.000 libras esterlinas. Cuarenta mil se invirtieron en productos que pensaban comercializar en la aventura y el resto en naves, armamento y personal. A principios de diciembre de 1762 esta escuadra que había sido reforzada en Río de Janeiro con naves y soldados portugueses, se dirigió al Río de la Plata con la intención de abrir una nueva y lucrativa ruta para la comercialización de sus productos, creyendo contar con el apoyo de Colonia del Sacramento, que en esos momentos se suponía que era un enclave portugués. Pero como esta población había caído en poder de España, tomada por el virrey Pedro de Cevallos, quien advertido del avance de esta  flota, había reforzado las defensas de todas las posibles zonas de desembarco del río de la Plata. Cuando la expedición anglo-portuguesa, al mando del capitán Mac Namara, llegó el 6 de enero de 1763, se encontró con una resistencia inesperada por parte de los efectivos españoles que ahora la defendían y fue totalmente rechazada, siendo obligándola a retirarse de estas aguas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.