LA FIESTA DE LA VENDIMIA (1911)

Durante la primera semana de marzo, en la provincia de Mendoza, se realiza “La fiesta de la vendimia”, dando término, con este acto, a las labores realizadas cada año en las viñas de la provincia. El origen de la uva en el continente americano está muy unido a la labor espiritual, ya que los evangelizadores tenían necesidad del vino para pronunciar la misa. Dado que la importación de vino era difícil, al lado de cada capilla que levantaban, los españoles de la época de la conquista, hacían un parral y una huerta que debía servir para cubrir sus necesidades alimenticias, mientras que los parrales servían también para brindar sombra en sus momentos de descanso. Las uvas no eran solamente para preparar el vino sino que también se consumían frescas por la gran cantidad de nutrientes que proveían.

La vendimia le fue dando razón de ser a la esencia del trabajo en las vides; fue mostrando el amor del hombre por su tierra y la emoción que sentía al  obtener sus frutos y así fue que la vendimia, se erigió en  el-símbolo del trabajo del agricultor, que recibe en frutos, el premio a sus esfuerzos y que tendrá nueva vida, en el cuerpo y el espíritu de un buen vino.

Desde sus comienzos, la vendimia, es decir, la llegada de la cosecha en las viñas, fue siempre motivo de festejos,  de alegría y de orgullo  por la labor realizada. Un momento de júbilo para todos aquellos que laboran en las viñas y un reconocimiento al vino que de ellas provendrá, por ser motor de la economía de las zonas que lo producen, promesa ciertas de mayor prosperidad.

La “Fiesta Nacional de la Vendimia”, moviliza en la ciudad de Mendoza a miles de personas (mendocinos y turistas). Es una gran convocatoria que sirve para recordar y rendir culto a quienes fueron precursores y trabajaron en esta actividad y a todos los que siguen haciéndolo con la misma pasión y amor que los identifica como “viñateros”.

Los eventos principales de esta celebración son la “Bendición de los Frutos”, el desfile llamado “La vía Blanca de las Reinas”, “el Carrousel” y como culminación, el espectacular acto donde se procede a la elección de la Reina de la Vendimia y su posterior coronación”. La “Bendición de los Frutos” se realia en el Cristo de los Cerrillos hacia finales del mes de febrero y es una ceremonia religiosa que convoca a una masiva concurrencia que agradece los frutos recibidos en esa vendimia, rindiendo tributo a la “Virgen de la Carrodilla”, patrona de la actividad, que  se honra desde 1911, cuando una imagen de ella llegó a la región.

Los actos centrales, comienzan el primer viernes del mes de marzo de cada año con la realización de desfiles de carrozas y de reinas que circulan por las calles de Mendoza. El sábado siguiente por la mañana se realiza el “Carrousel” y a la noche, en un espectacular escenario levantado especialmente para acto en el Cerro de la Gloria, ante la presencia de gran cantidad de público y autoridades nacionales y provinciales, se realiza un mega espectáculo artístico con danzas, música, luces y fuegos artificiales, que finaliza con la coronación de la “Reina de la Vendimia” de ese año.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.