LA CONSTITUCIÓN DE 1826 (24/12/1826)

Un Congreso General Constituyente, reunido en la ciudad de Buenos Aires, con el voto afirmativo de 72 diputados, se sancionó la nueva Constitución de la República Argentina con objeto de regir al país bajo tal sistema y da por extinguida la que regía hasta ese momento para la provincia de Buenos Aires. Su base era la del año 1819, que según declaró la Comisión que redactara el proyecto aprobado, “poseía títulos respetables que es justo reconocer”.

En ella se adoptaban los poderes legislativo, ejecutivo y judicial y se la conocerá como la “Constitución unitaria de 1826”, por haber sido rechazada por las provincias, que la consideraron muy centralista. Estaba dividida en 10 secciones y la sección 1ª. Proclamaba la Independencia de la Nación, desechando las formas monárquicas de gobierno y establecía que el catolicismo, será la religión oficial. La sección 2ª. Se ocupaba de la ciudadanía. La sección 3ª. Disponía que “la Nación Argentina adopta para si gobierno, la forma representativo, republicana, consolidada en la unidad de régimen”. La sección 4ª. organizaba el Poder Legislativo en dos Cámaras: la de Representantes (o de Diputados) y la de Senadores. Los primeros serían elegidos por medio del sufragio directo y permanecerían cuatro años en sus funciones, renovándose por mitades cada bienio. Los Senadores, que serían dos por provincia, serían designados por la Juntas Electorales de sus provincias; ocuparían el cargo por nueve años y se renovaban por tercios, cada tres años. La sección 5ª. Confiaba el ejercicio del Poder Ejecutivo a una sola persona con el título de “Presidente de la Nación”; sería elegido en forma indirecta, de igual manera que los Senadores y ambas Cámaras se unirían para realizar el escrutinio. Este primer magistrado (con funciones nálogas al actual), permanecería cinco año en el cargo e integraría “Consejo de Gobierno” (o Gabinete), con cinco Ministros Secretario. La sección 6ª. Organizaba el “Poder Judicial” con una “Alta Corte de Justicia”, constituída por nueve jueces y dos fiscales, Tribunales Superiores y Juzgados. La sección 7ª. Disponía que el Ejecutivo de las provincias, sería ejercido por los “Gobernadores”, que serían elegidos por el Presidente con acuerdo del Senado y permanecerían tres años en el cargo. En la capital de cada provincia, se creaban “Consejos de Administración”, integrados con miembros elegidos por el pueblo y que serían destinados a la vigilancia de los intereses generales. El alguna capitales provinciales, también se costituirían “Tribunales Superiores de Justicia”. La sección 8ª. Enumeraba los derechos civiles y la sección 9ª. Establecía los procedimientos a seguir, en caso de que se dictara una futura nueva Constitución. Finalmente la sección 10ª. establecía normas para la aceptación de esta Carta Magna, por parte de las provincias.

“El Congreso había dado así fin a su tarea costituyente, escribe el historiador Ravignani, “mediante una obra llena de sabias disposiciones, pero que contenía una falla capital: el sistema unitario de gobierno republicano que establecía, iba en contra de la opinión de los pueblos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.