LA CAJA NACIONAL DE AHORRO POSTAL (06/10/1914)

Luego de ser aprobado por el Senado el 29 de setiembre de 1914, el 6 de octubre del mismo año, se sancionó la ley 9527 por la que se creó la “Caja Nacional de Ahorro Postal”, un verdadero símbolo de la economía de otros tiempos, en los que el ahorro podía llegar a ser la base de la fortuna. Hace algunos años, y todavía hay muchos que lo recuerdan, cuando nacía una criatura se le abría una libreta de ahorros, donde pesito a pesito se iba asegurando su futuro. La Caja Nacional de Ahorro Postal se creó precisamente para recolectar esos pequeños fondos que debían destinarse a préstamos personales, la construcción de viviendas y la inversión en títulos de la deuda pública.

La Caja comenzó a operar el 5 de abril de 1915 en un modesto edificio de Talcahuano y Viamonte, contando con el apoyo del Correo, que de inmediato habilitó oficinas de ahorro postal en todas sus sucursales del país. No era la primera experiencia de una institución de este tipo. En 1823, BERNARDINO RIVADAVIA había intentado la creación de una caja de ahorros afirmando su importancia social y su significación para la economía nacional. La caja de entonces era de carácter parroquial: la parroquia funcionaba al mismo tiempo como escuela y registro civil. Los curas párrocos, las personas autorizadas para orientar y recibir el ahorro, eran llamados patronos. Esta institución sobrevivió hasta 1853 y después desapareció. DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO quiso reflotarla, siguiendo los modelos que funcionaban en otros países del mundo, pero pasaron muchos años antes de que se hiciera realidad. El proyecto de creación presentado en 1914 fue obra del diputado cordobés ARTURO M. BAS, quien contó con el apoyo de JULIO A. ROCA, ANTONIO DE TOMASO y ALFREDO PALACIOS, entre otros. La Caja nació bajo muy malos presagios: la primera guerra ya afectaba seriamente la economía nacional y había una fuerte desocupación. Además, se aseguró que el proyecto iba a fracasar porque los argentinos rechazaban la previsión. Sin embargo, la Caja tuvo un éxito increíble, En la jornada inaugural 350 personas concurrieron a depositar sus ahorros, totalizando un total de 4.358 pesos moneda nacional, mientras que simultáneamente, en 194 oficinas de Correos distribuidas por todo el país, comenzaron a captar esos ahorros. Pocos meses después de la inauguración, la revista Caras y Caretas publicaba un chiste en el que se veía una multitud peleando frente al edificio. El epígrafe decía: “¿Será esta la Caja de Ahorros o una academia de box?”. La importancia alcanzada en nuevos servicios que se fueron incorporando, como ser préstamos y seguros, ahorro postal, certificados de ahorro con estímulo y otros, llevó a la modificación de su nombre primitivo y en virtud de la Ley 20.127 del 6 de febrero de 1973, pasó a llamarse “Caja Nacional de Ahorro y Seguro”.

3 Comentarios

  1. Alejandra soto

    Mi papá me dejó una caja de ahorro yo quisiera saber si todavía esta vigente desde ya muchas gracias

    Responder
  2. Haydeé

    Hola! también mi papá me creo una caja de Ahorro en 1960. Que fue de la caja? Muchas gracias!!

    Responder
  3. Verónica

    Hola mi papá también me abrió una cuenta de ahorro y seguro !!!! Sigue vigente desde 1978 ??? Hracias

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.