LA BASÍLICA DE LA VIRGEN DE LUJÁN (06/02/1899)

La devoción a la Virgen de Luján comenzó en 1630, cuando una carreta que transportaba una imagen de ella, se detuvo cerca del emplazamiento que actualmente ocupa y nada ni nadie pudo volver a ponerla en marcha, pese a los esfuerzos del carrero y vecinos que se acercaron para ayudar. Considerando que tal circunstancia era un mensaje de la Virgen, manifestando que allí quería qudarse, así se hizo y en ese lugar se construyó el primer santuario que la contuvo.

A los largo de los años, fueron muchos los santuarios que se construyeron con el mismo fin, hasta que el 15 de mayo de 1887 se colocó la primera piedra del actual Templo. El diario “La Prensa” de Buenos Aires, publicó un editorial dando cuenta de la marcha de las obras, diciendo: “La altura de sus muros de piedra, a contar desde el nivel de las calles del pueblo, es de treinta metros. Esta sola elevación de las paredes del templo da una idea de lo importante que será la obra, teniendo en cuenta que aún deben añadirse quince metros más de altura para llegar a la coronación general de la techumbre completa, o sea, hasta el término de su primer piso. El número de columnas, entre grandes y pequeñas, pasará de mil doscientas; sus adornos y molduras serán extraordinarios; también se distinguirán sus treinta y seis altares de mármoles y bronces, descollando entre ellos, el altar mayor, que será notable por su arte y riqueza.” Fue el alma de esta construcción el padre JOSÉ MARÍA SALVAIRE, cumpliendo un voto hecho si salvaba su vida en el cautiverio a que lo habían sometido en cierta oportunidad os indígenas, mientras realizaba uno de sus viajes pastorales..

El templo fue inaugurado el 6 de febrero de 1899. En 1922 fueron puestas las dos cruces en las cúpulas principales y la fisonomía actual, se completó en 1935. Litúrgicamente, la Basílica de Luján fue consagrada en 1930, obteniendo su categoría dc Basílica.

Hoy el santuario de Luján es uno de los centros de peregrinación más concurridos del país. Todos los años es la meta de miles de peregrinos que partiendo desde la Iglesia de San Cayetano en el barrio de Liniers de la ciudad de Buenos Aires, recorren a pie casi 70 kilómetros para llegar tras una dura y penosa marcha hasta su imagen con el objeto de pedir sus favores o agradecer los recibidos. Se calcula que son más de seis millones  de personas al año, las que llegan a su santuario y uno de esas persoas fue el papa Juan Pablo II, quien en 1982 celebró misa en su explanada..

En 1959 apareció el libro “El Padre Salvaire y la Basílica de Luján”, donde su autora, FELISA CARMEN ECHEVARRÍA DE LOBATO MULLE, ha expuesto extensamente los principales episodios que informan el desenvolvimiento de la histórica imagen de la Virgen de Luján y de los padres misioneros que cuidan el Santuario. El padre Salvaire aparece en esas páginas desde su nacimiento en la Commune de Castres, hasta que falleció en Luján, ocupado en diversas obras materiales y espirituales que realizó, detallándose sus tareas de escritor. propagandista de la fe e historiador eclesiástico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.