LA BANDA DEL TATA DIOS (02/01/1872)

LA BANDA DEL TATA DIOS. Fueron detenidos los miembros de la banda del “Tata Dios”, autores de un horrendo crímen que conmovió a la sociedad de Tandil, en la provincia de Buenos Aires. A comienzos de 1871 llegó a la ciudad de Tandil un hombre llamado GERÓNIMO G. DE SOLANÉ, que muy pronto comenzó a ser conocido bajo el apodo de “Tata Dios”. Se cree que procedía de Santa Fe y que había sido expulsado del lugar por su participación en oscuros incidentes. Muy pronto adquirió gran influencia entre los gauchos de la zona que lo creían dotado de poderes milagrosos, capaces de sanar a los enfermos o fulminar a sus enemigos. Con el paso de los meses, “Tata Dios” dio a conocer su mensaje: “¡Soy el salvador de la humanidad, soy el enviado de Dios! Es hora de matar a los gringos francmasones y de terminar con las autoridades”. Bajo ese lema, convenció a sus fieles de que iban a ser recompensados y de que una gran ciudad surgiría después de la matanza. El último día de 1871 repartió armas a sus hombres y el 1° de enero entraron en el pueblo al grito de “¡Viva la religión! ¡Mueran los gringos y masones!”. Recorrieron las calles con los cuerpos untados con aceite bendito y al cabo de unas horas habían dado muerte a 36 personas, la mayoría inmigrantes de distintos orígenes: franceses, españoles, ingleses e italianos y 5 argentinos. Al día siguiente, una tropa formada por guardias y vecinos salió a buscarlos y consiguió detener a la mayoría, incluido el jefe. La gente del pueblo sospechaba que “Tata Dios” había contado con el apoyo de FIGUEROA, el juez de Paz, que utilizaba al médico adivino para mantener su poder sobre las tierras. Muchos terratenientes pensaban que la inmigración era una desgracia para el país y atentaba contra sus derechos. Esta cuestión nunca pudo ser aclarada porque “Tata Dios” fue misteriosamente asesinado en su celda cinco días después de haber sido detenido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.