INGLATERRA LLORA LA PÉRDIDA DE UN BUEN MERCADO (1808)

“Con este desgraciado suceso” (dice el  Fiscal de la Corte marcial que en 1808 juzgó al General Whitelocke (ver Juicio a Whitelocke), al referirse a la pérdida del Río de la Plata para los Ingleses),  se han desvanecido todas las esperanzas que, con razón y uniformidad, se acariciaban de descubrir mercados para nuestras manufacturas, de abrir un nuevo horizonte a la inclinación y actividad de nuestros comerciantes, de hallar nuevas fuentes para el tesoro y nuevos campos para los esfuerzos, de surtir las rústicas necesidades de países que salían de la barbarie o los pedidos artificiales y crecientes del lujo y refinamiento en aquellas apartadas comarcas del globo” (Actas del juicio al general Whitelocke, citadas por Juan Beverina en su obra “Las Invasiones inglesas”.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.