INCENDIO EN EL TEATRO DE LA RANCHERÍA (18/8/1792)

INCENDIO EN EL TEATRO DE LA RANCHERÍA. Fue el primer Teatro que tuvo Buenos Aires. En realidad se llamaba “Casa de Comedias”, pero los porteños, considerando el lugar donde estaba ubicado, desde su nacimiento lo identificaron como el “el Teatro de la Ranchería”. A diferencia de otras ciudades de la colonia española, el Río de la Plata apenas contó por mucho tiempo con algún espectáculo que sirviera de distracción a sus aislados habitantes. Hubo que esperar hasta la llegada del virrey VÉRTIZ, un hombre con ideas progresistas, para que por fin se levantara el primer teatro estable. El edificio era un humilde galpón de madera con techo de paja, construido en el patio de la ranchería, un corralón vecino al convento de las Misiones Jesuíticas, situado en las actuales calles Perú y Alsina. La Casa de Comedias, comenzó a funcionar en 1783. Las funciones se realizaban todos los días feriados del año y sus programas se anunciaban mediante cohetes voladores y pregoneros. Aunque existen documentos que nombran las obras representadas, la mayoría son desconocidas en nuestros días. Pero esos mismos documentos informan sobre la enorme variedad y cantidad de trajes usados por los actores e indican que el teatro debió alcanzar notable brillo para la época. Para establecer el Teatro, el virrey Vértiz debió enfrentarse a algunos sectores de la Iglesia que consideraba inmorales las representaciones que allí se ofrecían. Un fraile sostuvo en un sermón que la comedia era pecaminosa y afirmó que los actores y los espectadores serían excomulgados. El virrey protestó mediante un documento que hizo público, diciendo que las afirmaciones de ese fraile, ofendían al gobierno y que no tenía derecho para criticar esos asuntos. El 16 de agosto de 1792 fue el día fatal. Todo el edificio ardió en pocos minutos y se supone que el fuego comenzó por la caída en el techo, de un cohete volador lanzado por un irresponsable. Sin embargo, no faltaron rumores, jamás confirmados, que acusaron del incendio, a algún moralista fanático. Durante las semanas anteriores al incendio, se venían representando varias obras de MANUEL DE LABARDEN.

3 Comentarios

  1. Edgardo

    Si. Que orgullo para mi. El primer lugar donde estudié teatro fue en “La manzana de las Luces” y la primer sala donde actué fue en la sala de la Ranchería. Y toda la historia de Buenos Aires se olía en esas paredes. Abrazo a todos!!!

    Responder
    1. Anónimo

      Nos da placer que nuestra página haya servido para traer a su memoria recuerdos que le resultan tan gratos.

      Responder
  2. Abel Lisman

    Agradezco por esta información. Me es muy util para mi clase de historia del teatro. Saludos

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.