EL HIPÓDROMO NACIONAL “GENERAL BOSCH” (14/08/1887)

EL HIPÓDROMO NACIONAL GENERAL BOSCH. Disidencias surgidas entre los asociados que administraban el “Hipódromo Argentino”, provocaron el retiro de un grupo de ellos, que  encabezados por el general FRANCISCO BOSCH, fundaron el “Hipódromo Nacional” (también llamado “Hipódromo de Belgrano”), que administrado por una sociedad compuesta casi en totalidad por vecinos de Belgrano, funcionaría contemporáneamente con el “Hipódromo Argentino”. La influencia e importancia de los disidentes, hizo tomar en consideración a la Municipalidad de Belgrano, la que tomó muy en serio a la sociedad del general Bosch y decidió ofrecer el terreno para construir el Hipódromo Nacional en el perímetro formado por las avenidas Monroe, del Libertador, Lugones, las vías del FFCC Belgrano Norte y el Arroyo White (hoy calle Rubén Darío, continuidad de Manuela Pedraza). En ese lugar habían funcionado los Mataderos de Belgrano.

El “Hipódromo Nacional”, también llamado “Hipódromo general Bosch” o “Hipódromo de Belgrano”,  fue diseñado por los arquitectos CARLOS MORRA y JACQUES DUNANT e inaugurado el 14 de agosto de 1887. Ese día se corrieron 7 carreras, la primera de las cuales tuvo una distancia de 1900 metros y fue ganada por el caballo “Vanguardia”, del Stud Palermo,  con la monta del jockey José San Pedro, mientras en las tribunas, los elegantes caballeros hacían sus apuestas, arriesgando cajas con cigarros o cajones de champagne, mientras sus señoras lo hacían con guantes, perfumes y alguna que otra bijouterie.

En los primeros tiempos, además de las carreras de caballos, se realizaban allí diversos eventos sociales, festivales musicales y se ofrecía como escenario para realizar duelos a pistola o a esgrima, como era habitual en esa época, para resolver cuestiones entre caballeros,

Las carreras siguieron hasta 1911, año en que el Hipódromo Nacional, imposibilitado de competir exitosamente con el “Hipópodromo Argentino”, debió clausurar sus actividades hípicas por problemas de carácter financiero. Entre 1911 y 1918, y lo que quedaba de sus pistas, hasta 1913, fueron utilizadas para vareo de los caballos que actuaban en el “Hipódromo Argentino”, y sus instalaciones se siguieron utilizando para realizar fiestas, festivales y determinados actos. Por ejemplo el 2 de abril de 1918 se llevó a cabo el homenaje por la Batalla de Maipú.

Finalmente el “Hipódromo de Belgrano” desapareció 1920, año en el que las topadoras municipales arrasaron con todo lo que quedaba aún en pie. En la década del 30, parte del predio fue vendido a particulares y el Club River Plate compró la superficie que hoy ocupa (51.769 metros cuadrados).

Recomendamos ver “Hipódromo Nacional Presidente general Bosch” en la página “Buen día noticia” del ingeniero Arístides Dominguez

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.