FUSILADOS POR TRAIDORES (25/11/1826)

FUSILADOS POR TRAIDORES. Concluida la guerra de la Independencia en toda América del Sur, el célebre regimiento de Granaderos a Caballo había regresado a Buenos Aires, al mando del coronel JOSÉ FÉLIX BOGADO, después de haber combatido en Ayacucho, última batalla que se libró por la libertad de América. A este resto glorioso de valientes, que tantas pruebas ha-bían dado de su patriotismo y lealtad, al regresar a la patria para depositar sus lanzas, después de trece años de consecutivos combates y cuando no quedaba un solo enemigo en toda la América sureña, le cupo la penosa y última misión de traer, para ser entregados a la justicia y a la vergüenza pública, a los sargentos FRANCISCO MOLINA, MATÍAS MUÑOZ y JOSÉ MANUEL CASTRO, que habían sido los cabecillas de la sublevación que el 4 de febrero de 1824 se había producido en la fortaleza de El Callao (Perú) y que le costara la vida al heroico “negro Falucho”. Llegados a Buenos Aires, estos suboficiales fueron juzgados y sentenciados como infames traidores a la patria y el 25 de noviembre de 1826 fueron ahorcados en la plaza del Retiro, actual plaza San Martín.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.