FRANCISCO DE AGUIRRE ASUME COMO CAPITÁN GENERAL DEL TUCUMÁN (8/10/1551)

FRANCISCO DE AGUIRRE ASUME COMO CAPITÁN GENERAL DEL TUCUMÁN. PEDRO DE VALDIVIA, entonces Gobernador de Chile, nombró a su lugarteniente FRANCISCO DE AGUIRRE, Capitán General del Tucumán y Gobernador de las ciudades del Barco y La Serena y de sus términos, confiándole, además, el mando de la gobernación del vasto territorio que ya se designaba las provincias del Tucumán y las provincias de Diaguitas y Juries, a la sazón bajo el gobierno del Capitán JUAN NÚÑEZ DE PRADO, que en 1550 había fundado en esas tierras, a unas ciento cuarenta leguas de la ciudad de La Plata, la Ciudad del Barco. En el nombramiento, consta que al lugarteniente de Valdivia se le mandaba gobernar el Tucumán porque había necesidad “que a ello vaya persona de experiencia, hábil y de confianza y celoso del servicio de su Majestad y temeroso de su conciencia y que tenga todo esfuerzo y osadía para semejantes conquistas y poblaciones y que tenga toda experiencia de las costumbres de los indios” y porque al capitán Francisco de Aguirre se le bahía tenido siempre por “caballero hijodalgo” en quien concurrían “las cualidades susodichas y otras muchas…” En 1552 Francisco de Aguirre preparó la expedición a través del macizo andino y poco más tarde se lanzó a la conquista del Tucumán, a donde llegó, tomó la ciudad del Barco y partió luego al valle de Catamarca en busca del gobernador Núñez de Prado, a quien redujo a prisión y así lo envió a Chile.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.