FRANCIA PREOCUPA A LA CORONA ESPAÑOLA (1808)

Varias y repetidas gestiones y declaraciones impulsadas desde Francia, preocupan a la corona española, que desconfía de las repetidas muestras y expresiones de solidaridad vinculadas con sus intereses en América.

Napoleón y su “interés” por el Río de la Plata
“Os he manifestado, Señor, cuánto el Emperador, que ha garantizado a dicho reino la independencia e integridad de su territorio, confiaba en vuestra fidelidad hacia el país que servís, y contaba con el celo con el que defenderéis las Provincias que gobernáis. Europa entera, al observar vuestra hermosa defensa de Buenos Aires, ha sabido que sois Francés, y Su Majestad el Emperador ha visto con placer asociaros, de un modo tan brillante y tan útil a sus aliados, a la gloria de que está cubierto el nombre Francés..Sois vecino del Brasil, en donde el antiguo Príncipe Regente de Portugal se ha establecido; en donde los ingleses son recibidos, en donde es posible que lleven sus fuerzas. El lugar de honor os está así confiado a usted  (Fragmrento de una Carta del ministro de relaciones exteriores de Francia, CHAMPIGNY, al virrey LINIERS enviada el 28 de mayo de 1808.  Archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. Citado por Mario Belgrano en su obra “ El Emisario Imperial, el Marqués de Sassenay”, Historia de la Nación Argentina.

Los papeles “seductivos” del Marqués de Sassenay
El 13 de agosto de 1808, los regidores del Cabildo de Buenos Aires expusieron que “habiendo llegado hoy el emisario francés Monsieur Bernardo de Saixane, convocó el excelentísimo Señor Virrey antes de recibir los pliegos y aun de hablar  el emisario con los exponentes, el señor Oidor, Bazo y Berri, y  los señores Fiscales Villota y Caspe; y estando congregados en uno de los salones de Palacio, dispuso el señor Virrey que entrase el emisario con los pliegos. Y  habiéndolo hecho entregó una valija con llave, que abrió él mismo y que contenía varios paquetes, entre ios cuales se hallaron varios papeles impresos en Bayona y en Burdeos, contraídos unos a la abdicación del Reino hecha por Fernando VII en Bayona a favor de Carlos IV el día 6 de mayo; otros a la renuncia de Carlos IV a favor de Napoleón el día 8 en Bayona; otro a la renuncia que hicieron de la dinastía en favor del mismo Napoleón; otro a un oficio del Ministro de Real Hacienda en España… previniendo se suspenda proclamar a Fernando VII; .otro,  en el que se anuncia un congreso en Bayona para el 15 de junio, con 150 diputados de las provincias de España, a fin de arreglar el Gobierno de la Nación, y varios otros papeles impresos en Francés y en Español,  sediciosos todos ellos y y seductivos contra la Dinastía Española, los cuales se echaron al fuego inmediatamente

El Cabildo preocupado por el “emisario francés”
El 14 de agosto de 1808, el Cabildo de Buenos Aires asienta en Actas lo ocurrido el día anterior, durante la reunión de la Junta que fuera convocada por el virrey Cisneros y realizada en la Fortaleza, diciendo: …..”… que por los visibles defectos que contenían los papeles y órdenes remitidas,  incapaces de eludir la fuerza de la Real Cédula despachada por el Ministerio de Indias para la proclamación inmediata del señor Don Fernando Séptimo, anticipando la Jura al día señalado, estos fueron destruídos; ordénase asimismo que el citado emisario francés inmediatamente fuese enviado a Montevideo, con encargo al señor Gobernador de que proporcionase buque para que se lo restituyese a Bayona. Acordaron igualmente se asiente en esta Acta que sin embargo de lo resuelto, no se había realizado el embarco hasta hoy por la mañana, según ha sido público, habiéndose mantenido dicho enviado en Palacio,  todo el día de ayer y la noche (“Acuerdos del extinguido Cabildo de Buenos Aires. Años 1808 y1809”, Buenos Aires, 1927. Archivo General de la Nación

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.