FLOR DE DURAZNO, LA PRIMERA PELÍCULA DE CARLOS GARDEL (27/05/1917)

FLOR DE DURAZNO, LA PRIMERA PELÍCULA DE CARLOS GARDEL. El 27 de mayo de 1917, Carlos Gardel comienza a filmar “Flor de Durazno”, la primera película en la que actúa y que era muda. Para entonces, en dúo con Razzano, se presentaba con enorme éxito en la sala del teatro “Empire”, pero el nombre de Gardel, tenía cada día más brillo propio y en ese mismo año, ya había realizado sus primeras grabaciones fonográficas. La película fue dirigida por el dramaturgo Francisco Defilipis Novoa sobre una novela de Gustavo Martínez Zuviría que firmaba con el seudónimo de Hugo Wast. La filmación duró poco más de un mes y gran parte de ella se realizó en escenarios naturales ubicados en la localidad cordobesa de “Dolores”. Parece que Gardel dudó mucho antes de confirmar su participación en el filme y no era para menos: un hombre que era famoso como cantante popular iba a protagonizar una película sin sonido?. Para convencerlo, el Director argumentó que su tipo físico era ideal para el personaje central de la película y el ego de Gardel lo traicionó. . Gardel viajó a Córdoba pero todavía no se sentía cómodo en su papel de actor y estuvo a punto de abandonar la filmación. Se dirigió a la Estación para regresar a Buenos Aires y hasta allí lo persiguieron el Director Defilipis Novoa y los demás actores para convencerlo que regresara, cosa que lograron prometiéndole que en la película aparecería cantando con su guitarra (aunque nadie lo oiría). La película le sirvió para tomar conciencia de los problemas inherentes al oficio de actor, pero además, para comprender la importancia de la presencia física. Gardel estaba en esos momentos terriblemente excedido de peso y más tarde contaba con humor, las dificultades que debió afrontar cuando, por exigencias del guión, tuvo que montar un burro durante la filmación. En la realización de esta película, lo acompañaban la primera actriz italiana Ilde Pirovano y Argentino Gómez, entre otros y aquella primera filmación fue una gran experiencia en muchos sentidos para él. Ilde le enseñó muchas canzonetas que más tarde incluyó en su repertorio y en esas circunstancias conoció también a folcloristas cordobeses que le brindaron material para nuevas canciones. El 31 de julio, Gardel ya había regresado a Buenos Aires y el dúo Gardel-Razzano, volvió al escenario del teatro “Empire”, para continuar con sus presentaciones.

1 Comentario

  1. Mabel Nieto.

    Conozco muy bien la historia de esa pelicula puesto que mis padres son nativos de ese pueblo de Cordoba,pues aqui viene mi correcion,el pueblo NO se llama Villa Dolores,el pueblo se llama Dolores,y es un pequeño pueblo con muy pocos habitantes,la casa aun se conserva y lleva el nombre de Flor de Durazno.Estaria bueno corregir el nombre del pueblo.Saluda Atte.Mabel Nieto.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.