Entre San Juan y Mendoza

Las provincias de San Juan y Mendoza en la República Argentina, desde muy antigüa data, han tenido fama por su rica producción de vinos. Esa fama es la que dio origen a la frase “estar entre San Juan y Mendoza”, eufemismo empleado para expresar que alguien está bajo los efectos del alcohol, que está borracho, “machado”, “curado”, “ebrio”, o “achumado”, de acuerdo con las denominaciones que este estado tenga en las distintas regiones del país. El modismo, quizás el más difundido en todos lados, fue inspirado por lo fácil, más aún, lo natural,  que resultaba el estado de embriaguez en aquellas dos provincias, dada la exuberancia de sus viñedos y la difusión de la industria vitivinícola, dadas las propicias condiciones de sus suelos para la misma.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.