Embramar

Cuando en campo abierto se enlaza de a caballo, un extremo del lazo queda prendido a la cincha o a la sobrecincha y al enlazador le resulta fácil dominar al animal enlazado, por más grandes y violentos que sean sus corcoveos. Pero en el corral, el enlazador está de a pie y sus fuerzas son insuficientes para contener las maniobras que realiza el animal enlazado para desprenderse de su atadura; entonces, se “embrama”. Esta es una maniobra donde se recurre también a un “palenque” que está firmemente  enterrado en el medio del corral, El enlazador ”recurre a la ayuda del “palenque” y da dos vueltas de su lazo alrededor del mismo, logrando de esta forma, un apoyo firme para su lazo. Esta maniobra se llama “embramar” y es una técnica que se utiliza especialmente para amansar vacas para el tambo, pues un a vez “embramado” el lazo, se aprovechan los movimientos del animal para “atracarlo”, es decir, ir acercándolo poco a poco hacia el “palenque”, hasta que queda con el testuz ajustado al “palenque” y sin poder moverse.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.