EL YANACONAZGO

EL YANACONAZGO. Institución prehispánica que fue adoptada por los conquistadores españoles en el Río de la Plata. Era una forma de servicio personal exigido a ciertos indígenas, por la cual éstos, eran considerados “siervos” adscriptos a la tierra donde trabajaban y que habían sido otorgados en propiedad a un conquistador español. El “yanaconazgo” se desarrolló principalmente en el virreinato del Perú, donde el “yanacona” obligado a trabajar para un amo, recibía vestido, alimento, un magro salario y a veces, también una pequeña parcela de tierra para que en calidad de “aparcero” la cultivara en su propio provecho. El sistema fue abolido oficialmente en el siglo XVI, pero en alguna forma, perduró hasta dos siglos más tarde. Los conquistadores españoles copiaron este sistema del utilizado en el Imperio Inca. Los yanacones eran, al parecer, indios separados de su tribu o cacique y utilizados como sirvientes o como braceros en las plantaciones, convirtiéndose en propiedad del señor al cual eran asignados. En la Argentina, el sistema fue criticado desde el comienzo debido a los abusos que se cometían, las leyes del gobierno hicieron poco por mejorar la situación y MARIANO MORENO atacó la institución en su «Disertación sobre el trabajo personal de los indios». En 1811 la Junta Grande abolió el sistema, publicando el decreto en castellano, quechua y aimara (lenguas de los indios del noroeste de la Argentina y Bolivia). Esta decisión fue formalmente ratificada por la Asamblea de 1813, agregando una versión en guaraní (ver El aborigen y su problemática).

4 Comentarios

  1. Ernesto Garate

    El yanaconazgo era una institución inca, no española.

    Responder
    1. Horacio

      Tiene usted razón. Ya hemos corregido el error. Gracias por su ayuda para mejorar.

      Responder
  2. Anónimo

    Indios? O indígenas?

    Responder
    1. Horacio

      Tiene Usted razón. Como podrá observar en nuestra página, a los nativos de estas tierras, los identificamos cono aborígenes, indígenas, nativos, siempre sin comillas, pero seguramente en algunos casos puede habérsenos escapado el término «indios» y en otros hemos debido respetar la gtafía que empleara el autor de la nota que utilizamos como base para nuestro texto. Trataremos de que estos casos sean una minoría. Gracias por su colaboración.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.