EL SUBMARINO DE TABER (1811)

EL SUBMARINO DE TABER. Son pocos los que saben que la historia del submarino en nuestro país se remonta al año 1811. Los bombardeos de la flota realista contra Buenos Aires llevados a cabo en julio y agosto de 1811 decidieron a las autoridades a buscar la forma de defenderse de esos ataques. Un norteamericano residente en la ciudad, llamado WILLIAM TABER, presentó un proyecto para construir una nave submarina con el objeto de atacar a los buques españoles de Montevideo. La aprobación del proyecto corrió por cuenta de CORNELIO SAAVEDRA y MIGUEL DE AZCUÉNAGA. El resultado de la experiencia no quedó registrado en la historia y su constructor, que al parecer la había concluido, murió el 8 de noviembre de 1813. Creemos que este “submarino” de Taber fue similar a la Tortuga de su compatriota DAVID BUSHNELL (1742-1824), ingenio construido en 1776. De todos los modelos submarinos, toneles rústicos y otros cascarones de madera, más o menos extravagantes proyectados e incluso experimentados, esta Tortuga de Bushnell fue la más práctica. Era de forma ovoide y propulsada en forma manual por medio de una manivela que accionaba una hélice rudimentaria, en tanto que otra hélice pequeña, de eje vertical, servía para la inmersión y el ascenso a la superficie. Del casco sobresalía un barreno que servía para taladrar el casco de los barcos enemigos y fijar en ellos una carga explosiva. Creemos que el proyecto de Taber en Buenos Aires estuvo inspirado directamente en esta nave de Bushnell.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.