EL SERVICIO DE CORREO EN AMÉRICA

El “Chasqui”, precursor del Correo. Mucho antes de la conquista, los indios americanos tenían un eficiente servicio de correo, especialmente en México y Perú. El sistema se basaba en una extensa red de caminos, recorridos por los “chasquis” (mensajero, en quichua), hombres especialmente entrenados desde muy jóvenes. En los caminos había postas donde siempre esperaban por lo menos dos chasquis, listos para recibir el mensaje y correr a transmitirlo. Estos hombres debían cumplir tres condiciones: tener una memoria prodigiosa para aprender los mensajes, ser absolutamente fieles a sus señores y poseer un físico apto para correr las enormes distancias que debían cubrir.. Aunque no usaban transportes ni montaban sobre animales, podían recorrer más de 60 kilómetros por día. Pero al llegar los españoles, el sistema entró en decadencia.

El Correo español en América. La necesidad de comunicación con sus colonias, obligó al rey de España, a crear mediante ordenanza del 14 de mayo de 1514, el cargo de Correo Mayor de las Indias, que se le concedió a perpetuidad a LORENZO GALÍNDEZ DE CARVAJAL, como pago de antiguos servicios. Galíndez debía ocuparse de los despachos entre España y América y todas las tierras que se descubrieran. Siguiendo la tradición española, el personal de correo del Nuevo Mundo gozaba de grandes privilegios. No pagaban alojamientos, no podían ser encarcelados por deudas, estaban libres de embargos y tenían derecho a usar armas cortas y a hacer pastar sus caballos en terrenos cercados. Impedir el trabajo de los correos equivalía a ofender al rey y ni siquiera los virreyes podían interferir en sus funciones. Galíndez organizó sus servicios con un criterio burdamente utilitario. Tenía representantes en las diferentes provincias y se estableció especialmente en México y Perú donde abundaban el oro y la plata y olvidó regiones menos interesantes como e Río de la Plata, territorios hacia donde, recién a mediados del siglo XVIII, se extendió el servicio. Decidió emplear los 500 o 600 chasquis sobrevivientes pero los explotó de forma tan despiadada que pronto muchos murieron. El nivel del correo cayó muy por debajo del que habían tenido los indígenas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.