EL PUENTE TRANSBORDADOR (31/05/1914)

El Transbordador del Riachuelo “Nicolás Avellaneda”, conocido popularmente como “Puente Transbordador Nicolás Avellaneda”o simplemete “Puente Transbordador”, era un puente transbordador situado al sur del río Matanza-Riachuelo, en el Partido de Avelladena de la ciudad de Buenos Aires.

Qué es un puente transbordador?
A principios del siglo XX, se construyeron 20 puentes transbordadores en el mundo y uno de ellos fue el “Nicolás Avellaneda”. Los puentes transbordadores eran estructuras metálicas móviles con sistemas de alimentación eléctrica que vivieron su momento de auge entre finales del siglo XIX y principios del XX, representando una alternativa a los puentes levadizos. Eran viaductos que tenían de dos altas columnas de hierro, asentadas en márgenes opuestas de vías de agua, que sostenían una viga fija horizontal, de la que colgaba un vagón que se desplazaba por  sobre las aguas, sin hacer contacto con ellas y a varios metros por sobre su nivel.

Su origen.
Autorizada la obra conjuntamente por los gobiernos de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires el 25 de setiembre de 1908, la empresa de capitales británicos “Ferrocarriles del Sud” fue encargada de fabricar e instalar esta estructura, que al conectar la ciudad de Buenos Aires con la provincia homónima, uniendo la Isla Maciel del Dock Sud, con el barrio de La Boca en Buenos Aires, facilitaría el  transbordo de  peatones, carros y vehículos en general entre ambas orillas.

En aquella época, el tránsito entre La Boca y la Isla Maciel era muy intenso. En el lado de la ciudad, había cerca de 30 industrias y grandes talleres, frigoríficos y dos astilleros, mientras que en la Isla Maciel y el Dock Sud, habían otras 25, incluyendo un  gran astillero, lo que muestra claramente el intenso tráfico de personas que se producía entre ambos destinos, debido a que los obreros y demás personal de esas empresas, estaban obligados a cruzar diariamente de ida y vuelta el Riachuelo, cosa que antes de existir el Puente Transbordador, se veían obligados a hacer en bote, con los consiguientes peligros y viscicitudes.

La obra que tuvo un costo total de 100.000 libras esterlinas, abonada en su totalidad por el gobierno de la Provincia, aunque también le sirviera a la ciudad capital,  fue inaugurada el 31 de mayo de 1914. El Puente estuvo en funcionamiento hasta que se desactivo en 1960. A partir de entonces, permaneció largo tiempo inactivo y abandonado y en 1993, los vecinos y varias asociaciones costumbristas lograron evitar que fuera desguazado para ser vendido como chatarra. En  1999, mediante el Decreto 349 del Gobierno Nacional, fue declarado “Monumento Histórico Nacional” y hoy,

siendo uno de los últimos 8 puentes transbordadores que quedan en el mundo y el único en América,  está postulado para ser declarado “Pastrimonio Histórico de la Humanidad” por la UNESCO:

Características del Puente Transbordador Nicolás Avellaneda
La estructura del puente fue construida por partes en Inglaterra y trasladadas en barco a Buenos Aires, donde fue armada por personal local. El puente tiene 77,50 metros de largo, entre orilla y orilla y 43,52 metros de alto. La plataforma transbordadora (barquilla o vagón colgante), mide 8 x 12 metros, podía operarse desde un puesto de control en el propio transbordador,  como desde una sala de máquinas exterior al mismo y podía trasladar hasta 30 personas y cuatro automóviles al mismo tiempo o diversos materiales para los talleres y hasta cruzaba un tranvía de una orilla a otra. El trayecto se hacía en cuatro minutos y el servicio se prestaba de 6 a 21 y era gratuito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.