EL PRÍNCIPE DE LOS GAUCHOS” (23/08/1743)

Así se lo llamaba a FRANCISCO ANTONIO CANDIOTI, un vecino de Santa Fe de la Veracruz que recibió ese nombre por parte de un viajero inglés que lo trató,  haciendo alusión quizás, a su porte y a que pasaba la mayor parte de su vida a caballo, compartiendo las rudas tareas del campo con sus peones.

Don Antonio Candioti  nació  el 23 de agosto de 1743 en la ciudad capital de la provincia de Santa Fe y desde muy pequeño demostró una pronunciada inclinación a las tareas rurales y ya en su plena juventud era uno de los comerciantes de mayor prestigio y honradez en las regiones rioplatenses.

Era un hombre de edad madura, de bellas facciones y pelo rubio. Su figura patriarcal, vestida con mucho lujo pero a la usanza criolla, era célebre no sólo en Santa Fe sino también en el Alto Perú, adonde iba regularmente acompañando a sus tropas de mulas. Pero no llevaba solamente mulas al norte; cargaba  diversas mercaderías del litoral en carretas tiradas por bueyes y hacía cruzar a sus recuas por el río Paraná, prefiriendo trasladarse por el camino de los Porongos, sin invernar en Córdoba, “   de esta manera se ahorra mucho dinero”, decía,  mostrando así su aptitud para los números y los negocios. Así hizo .mucho dinero y lo invertía en la compra de establecimientos ganaderos tanto en Santa Fe como en Entre Ríos, y gracias a una sabia administración sus bienes se fueron multiplicando. Tenía fama de no dormir nunca cuando acompaña sus caravanas por el desierto y castiga severamente a los peones que se duermen mientras cuidan que no se aleje el ganado.

En 1810, siendo Cabildante en su ciudad natal, al producirse la Revolución de Mayo, era tal su popularidad y el respeto que les inspiraba, el pueblo entero quiso que fuera su gobernador y la provincia se plegó de inmediato al movimiento emancipador. En esa ocasión, por circunstancias diversas, no pudo asumir el gobierno de su provincia natal, que le correspondió al coronel MANUEL DE RUIZ, elegido por la Junta de Gobierno Patrio. Sin embargo, en 1815 llegó a la gobernación de Santa Fe, asumiendo el cargo con el título de “Primer Gobernador Independiente de Santa Fe”, provincia que se había declarado independiente del Directorio de Buenos Aires. Cuando el general MANUEL BELGRANO, en marcha al Paraguay para llevar los principios de la Revolución de Mayo, pasó por Santa Fe, lo acompañó y lo auxilió con “mil trescientos cincuenta caballos y con todo el ganado vacuno que necesitó” para mantener el ejército en todo el viaje. Falleció en la ciudad de Santa Fe el 27 de agosto de 1815.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.