EL PRIMER POETA QUE TUVO BUENOS AIRES (1536)

El sacerdote y poeta LUIS DE MIRANDA fue uno de los expedicionarios, que comandados por PEDRO DE MENDOZA, participaron en la primera fundación de Buenos Aires, el 2 de febrero de 1536. MIRANDA escribió un romance elegíaco de 150 versos, descriptivo de los ataques indígenas a que fueron sometidos y que obligaron, en 1541, a abandonar el ribereño caserío, ya identificado como “Puerto de Nuestra Señora de Santa María del Buen Ayre”.

El original de esta composición, una reliquia que se conserva en el “Archivo de Indias”, en Sevilla (España), revela que su autor fue el primer poeta que residió en suelo porteño. Recordemos que como él, también otros miembros de la tripulación de MENDOZA dejaron constancia de los peligros que acechaban a quienes osaran transitar por estas peligrosas tierras: ANTONIO RODRÍGUEZ dio testimonio de que “los tigres -en realidad, yaguaretés- dieron muerte a los primeros seis hombres que saltaron a tierra”, en la desembocadura del Riachuelo, y DOMINGO MARTÍNEZ DE IRALA, que recibió el título de adelantado en 1537, previno a futuros navegantes diciendo  que “muchos tigres” rondaban la margen occidental del Río de la Plata (“Buenos Aires, 4 siglos”, Ricardo Luis Molinari, Tipográfica Editora Argentina, Buenos Aires, 1980).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.