EL NEGOCIO DE LOS CUEROS EN EL RIO DE LA PLATA (1698)

Un comentario de Acárate du Biscay, difundido en 1698,  alerta sobre el negocio de los cueros en el Río de la Plata, y la funesta consecuencia que éste tendrá en el futuro de nuestra economía (ver Los cueros de ley y la matanza de vacunos).

“La riqueza de estas tierras, consiste en ganado, que se multiplican tan prodigiosamente en esta provincia, que las llanuras están cubiertas de ellos, particularmente de toros, vacas, ovejas, caballos, yeguas, muías, burros, cerdos, venados y otros, de tal modo, que si no fuese por un número de perros que se devoran los terneros y otros animales tiernos, devastarían el país.

Los comerciantes sacan tanto provecho de las pieles y cueros de estos animales, que un solo ejemplo bastará para dar una idea de cuánto podría éste aumentarse en buenas manos. Los veintidós buques holandeses que encontramos en Buenos Aires a nuestra llegada, estaban cargados, cada uno de ellos, con 13 ó 14.000 cueros de todo cuando menos, cuyo valor asciende a unas 33.500 libras esterlinas, comprados como lo fueron por los holandeses a 7 u 8 reales cada uno; es decir, a menos de una corona inglesa (unos cinco chelines), los que fueron vendidcs después en Europa a 25 chelines ingleses, cuando menos (“Relación de los viajes de Acárete Du Biscay al Río dt la Plata”, publicado en el Nº 40 de la Revista de Buenos Aires)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.