EL MONTEPÍO (1878)

EL MONTEPÍO. DE LA VIRREYNA VIEJA. Mansión, baluarte, ocupada por la virreina durante las invasiones inglesas. Residencia particular luego. Deterioro y olvido finalmente. Hasta que el tiempo acalló sus voces, oxidó sus bronces y deshilachó sus terciopelos. Hasta que no quedó nada de la gloria de antaño, una resolución del gobernador de Buenos Aires ordena su restauración para instalar allí una “casa de empeños”. Incluso los esperanzados clientes que ahora cruzan sus portones para empeñar valores y cosas gastadas la ven como si hubiera sido construída para eso. Nadie recuerda las noches de candelas, de vino y rosas. Sólo se sabe, que la casa de la Virreyna Vieja, ha sido transformada en el primer Montepío (casa de empeños) de la ciudad “establecimiento oficial para la pignoración y empeño de prendas y valores” y allí esperanzados de salir con los pocos reales que les permitirá “parar la olla”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.