EL MERCADO CENTRAL DE ABASTO (8/1/1889)

EL MERCADO CENTRAL DE ABASTO. El Concejo Deliberante de Buenos Aires aprobó una ordenanza para instalar un “Mercado Central de Abasto” en la ciudad. La Capital tenía entonces 600.000 habitantes y crecía a ritmo vertiginoso, por eso, era necesario dotarla de un lugar donde pudieran concentrarse frutas y verduras para organizar la comercialización mayorista de comestibles. Los productos llegaban desde las lejanas quintas de la Boca, Olivos, Flores, Floresta y Belgrano cargados en carros tirados por bueyes. Para levantar el mercado se concedieron 25.000 metros cuadrados de terreno ubicados sobre Corrientes, entre Anchorena y Laprida. El mercado se erigió al principio precariamente gracias al esfuerzo de los quinteros, casi todos llegados desde distintos pueblos de Italia. Y con él fue naciendo un barrio de casas de familia, fondas, garitos, comités, teatros y distintos prostíbulos. La vida se multiplicaba colorida y ruidosa dando origen a una cultura original. En las calles pobladas de inmigrantes se mezclaban los dialectos y las lenguas y allí se escuchó cantar por primera vez a CARLOS GARDEL, el “Morocho del Abasto”. La línea de tranvías organizada por la compañía Lacroze, instalada en 1887, comenzó a circular por la calle Corrientes y tuvo su estación principal en Corrientes y Medrano facilitando el transporte y contribuyendo a popularizar el barrio. En 1930 se comenzó a construir el gigantesco edificio del Abasto, que fue inaugurado cuatro años después. La obra proyectada por los arquitectos DELPINI, SULSIO Y BESQUE era única en su tipo en Sudamérica. Tenía una superficie cubierta de 44.000 metros cuadrados, acceso al ferrocarril, dos escaleras mecánicas, playas subterráneas de estacionamiento, y 540 puestos provistos de teléfono y fuerza motriz, además de una cámara frigorífica colectiva con instalación ozonizadora. Pero la ciudad siguió creciendo y el Abasto quedó dentro del radio central creando más problemas que soluciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.