EL GLOBO QUE NO FUE (1872)

Para los festejos que se preparaban para conmemorar el 25 de majo de 1810, ya en 1872, una compañía de fuegos artificiales ofreció al gobierno municipal la realización de un espectáculo único, agregando  ( sin saber quizás que ya desde 1809 los porteños habían visto a estos aparatos surcar el cielo de Buenos Aires) y “nunca visto por los porteños: un «globo aeroestático que  hará la delicia del público». En su presentación D. JOSÉ MARELL, en nombre de su empresa, aseguraba que este tipo de entretenimientos ha causado grandes satisfacciones tanto en Viena como en Trieste y otras numerosas ciudades de Europa.  Pide además, que le contesten con cierta celeridad para que pueda construir el “globo y probarlo». El 20 de abril se le contestó que no se aceptaba el ofrecimiento debido a “los posibles peligros que tal demostración podría causar entre los habitantes de esta ciudad”. “Cronista Mayor de Buenos Aires”, Editado por el Instituto Histórico  de la ciudad de Buenos Aires, 2001 (ver Vuelos en globo).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.