EL ESCUDO NACIONAL (13/3/1813)

EL ESCUDO NACIONAL. Se da como esta fecha la del Decreto de la Asamblea General Constituyente, creando el Escudo Nacional. En este documento se lo define como “un óvalo en posición vertical y dividido por el medio con una línea horizontal, siendo la parte superior sombreada y blanca la inferior, cruzada ésta por dos manos entrelazadas en signo de alianza, que sostienen una pica con el gorro frigio de la libertad en su extremo, estando orlado con la oliva de la paz y el laurel de la victoria, con la divisa “Unión y Libertad”, y sirviéndole de coronamiento un sol naciente”. El historiador BARTOLOMÉ MITRE así lo afirma en su “Historia del General Belgrano”, tomo II, página 162, pero en la publicación del centenario de la Asamblea Constituyente del Año XIII, se anota que el ilustre militar se ha equivocado ya que la leyenda de la orla corresponde a la moneda creada por la Asamblea y que el escudo tenía la siguiente leyenda: “Asamblea Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata – 1813” Para una mayor claridad con respecto a este tema se transcribe el texto de la Ley que el 13 de marzo de 1813 dictara la Asamblea General Constituyente y el texto de la disposición emanada del Poder Ejecutivo de la época. Dice la primera: “La Asamblea General ordena que el Supremo Poder Ejecutivo use el mismo sello que este cuerpo soberano, con la sola diferencia de que la inscripción del círculo sea la de: Supremo Poder Ejecutivo de las Provincias Unidas del Río de la Plata”. El Supremo Poder Ejecutivo, por su parte, dispuso poco tiempo después (30 de abril): que “debían substituírse las armas del rey que se hallaban fijadas en lugares públicos y a las que traigan en escudos o de otro modo algunas corporaciones, por las armas de la Asamblea”. Las armas de la Asamblea consistían en un escudo elipsoidal, trazado verticalmente, cuyo campo está cortado en dos partes iguales por el diámetro menor de la figura, de azul ligero la superior y blanco (plata) el inferior. Dos brazos desnudos, encarnados, se mueven en ambos lados del cuartel de plata, inclinados de abajo hacia arriba, a 45 grados sobre la horizontal, y sus manos, encajadas, sostienen la pica, cuya base no llega al pie de la elipse. Todo el campo está rodeado de una corona de ramas finas de laurel, y en la cabecera del escudo, detrás de la corona, esplende el Sol, mostrando su cara rodeada por treinta y dos rayos rectos ondulantes, alternados con simetría heráldica”. El escudo argentino es una concepción científica y artística en que se funden las tradiciones locales, el arrebato militar de la época y la influencia de la educación clásica. La pica, sosteniendo el gorro frigio, es un emblema de redención política que ha sido usado desde la antigüedad, como juramento de conquistar y mantener la libertad con las armas en la mano. Los brazos movientes, expresan la unión fraternal de las provincias constituidas en una nueva y gloriosa nación y las manos encajadas que sostienen la pica, son un jeroglífico muy inspirado –atribuido a BERNARDO DE MONTEAGUDO- que representa el propósito de sostener la libertad y la unión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.