EL DIRECTORIO (26/01/1814)

El Directorio fue un Poder Ejecutivo unipersonal impuesto el 26 de enero de 1814  por una Asamblea convocada por el Segundo Triunvirato. Después de las derrotas de Napoleón en Europa, los acontecimientos que casi a fines de 1813 se estaban desarrollando en Europa, anunciaban un inminente retorno de Fernando VII al trono de España. Era evidente que el monarca restaurado no tardará en enviar una expedición armada hacia el Río de la Plata, para que con el auxilio de las fuerzas realistas que aún permanecían en Montevideo, sofocaran  la revolución que se había producido en Buenos Aires.

La delicada situación interna que se vivía en esta ciudad, unida a los contrastes sufridos por el ejército patriota en Vilcapugio y Ayohuma y las disensiones internas determinaron que se optara por concentrar el gobierno en una sola persona, anhelo que desde tiempo atrás, tenían los “alvearistas”. Fue entonces, que el 8 de setiembre de 1813, la Asamblea General decidió suspender por un tiempo sus sesiones y nombrar una “Comisión Permanente” compuesta por cinco miembros que debía convocar a los diputados en caso de necesidad, autorizando, por medio de la misma Resolución al Triunvirato “para que obre de por sí, con absoluta independencia durante la suspensión de las sesiones”, lo que significaba que se le otorgaba al gobierno, “facultades extraordinarias”.

El Triunvirato, compuesto en ese entonces por Gervasio Antonio de Posadas, Nicolás Rodríguez Peña y Juan Larrea, convocó a la Asamblea y ésta reanudó sus sesiones el 21 de enero de 1814, dispuesta a considerar la nota que le había enviado el Triunvirato, expresando era indispensable y urgente  “la concentración del poder  en una sola mano”. Sometida la nota a discusión y expuestos los pareceres de los diputados, la Asamblea General decretó la concentración del Poder Ejecutivo en una sola persona “bajo las cualidades que establecerá la Ley” y el 26 de enero de 1814 creó el “Directorio Supremo del Río de la Plata” y por “universalidad de votos”, designó para ocupar dicho cargo a Gregorio Antonio de Posadas (tío de Alvear). Modificó el Estatuto del 27 de febrero de 1813 y mediante un nuevo decreto,

Se reglamentan las funciones del Poder Ejecutivo
La Asamblea sanciona disposiciones que reglamentan las funciones del Poder Ejecutivo unipersonal que había establecido en su sesión del día 23. Dio el título de Director Supremo al ciudadano que debía reemplazar al Triunvirato. Su mandato se limitaba a dos años y sería acompañado en su gestión por tres Secretarios y un “Consejo de Estado”, organismo consultivo compuesto por nueve miembros: un Presidente, que reemplazaría al Director Supremo en caso de ausencia o enfermedad, un Secretario y siete Vocales y todos ellos, con excepción del Presidente, serían designados por el Director Supremo. Éste debía llevar como distintivo “una banda bicolor, blanca al centro y azul a los costados, terminada en una borla de oro·” y consultar al Consejo “indefectiblemente” sobre las negociaciones que entablara acerca de la paz, la guerra y el comercio con las cortes extranjeras.

Era obligación del Consejo “abrir al Supremo Director los dictámenes que tuviera a bien pedirle en los negocios de mayor gravedad y llevar a su consideración aquellos proyectos que concibiere de utilidad y conveniencia del Estado“. Con esta Reglamentación quedó sin efecto el Estatuto Provisional del 27 de febrero de 1813.

Antes de dar término a la sesión la Asamblea, designó Presidente del Consejo a NICOLÁS RODRÍGUEZ PEÑA y de acuerdo a lo sancionado por la Asamblea el 22 de este mes, habiendo cesado en sus funciones la Junta de Gobierno, el doctor GERVASIO ANTONIO DE POSADAS, asume el cargo de Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata el 31 de mayo de 1814. Será el primero en ejercer ese cargo y lo hará hasta el 9 de enero de 1815.Serán sus ministros  Nicolás Herrero, de Gobierno y Relaciones Exteriores, el coronel FRANCISCO JAVIER VIANA, de Guerra y Juan Larrea de Hacienda. Aunque en sus memorias Posadas escribió: “yo goberné y no fui gobernado”, la mayoría de los historiadores opinan que durante su período de gobierno, la cabeza dirigente fue su sobrino Carlos María de Alvear, que joven aún, no deseaba todavía ocupar el alto cargo de Director Supremo hasta aumentar su prestigio con triunfos militares en la Banda Oriental y en el Norte, objetivos a los que dedicó sus energías.

Luego de la renuncia del doctor Gervasio Antonio  Posadas,  ejercieron el cargo de Directores Supremos del Estado:
General Carlos María de Alvear (10 de enero de 1815 al 14 de abril de 1815).
Doctor Juan José Viamonte, interino (18 de abril de 1815 al 20 de abril de 1815.
General Ignacio Álvarez Thomas desde el 22 de abril de 1815 hasta el 16 de abril de 1816
General Antonio González Balcarce (17 de abril de 1816 al 12 de junio de 1816).
General Juan Martín de Pueyrredón (3 de julio de 1816 hasta el 9 de junio de 1819).
General José Rondeau (11 de junio de 1819 al 1º de febrero de 1820
Doctor Juan Pedro Aguirre (1º de febrero de 1820 hasta el 11 de febrero de 1820).

A partir de esta fecha, habiendo sido disueltos todos los poderes vigentes, el Cabildo de Buenos Aires toma a su cargo las responsabilidades otorgadas al Director Supremo y nombra Gobernador provisorio de Buenos Aires, al doctor Miguel de Irigoyen.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.