EL DICCIONARIO DE CRISTÓBAL COLÓN

Durante los cuatro viajes que CRISTÓBAL COLÓN realizara a América, éste llevaba un pormenorizado y cuidadoso relato de los sucesos que se iban sucediendo a lo largo de todo el tiempo que se hallaba a bordo de la “Santa María”o estando en tierra, durante sus exploraciones. En este “Diario”, entre otras inumerables anotaciones fue  anotando las palabras que aprendía, su significado y su relación con el idioma español. Así  figuraron  en él: “canoa”, la primera palabra autóctona que inscribió en su diario el 26 de octubre de 1492., diciendo: “canoa, es una barca en que navegan, y son de ellas grandes y de ellas pequeñas». Como las embarcaciones de los nativos no se parecían a las de Europa, usó el vocablo local. “Son navetas de un madero adonde no llevan velas. Éstas son las canoas». En otra ocasión repitió: «Muy grandes “almadías” que los indios llaman canoas»(recordemos que almadía es un arabismo para balsa o barca).

Por lo general, son los vocablos que designan objetos sin equivalente en Europa los que anota y que después, serán incorporados al idioma castellano. Es el caso, por ejemplo de “hamaca. Colón empieza describiendo el objeto y dice:  «Camas  que son como redes de algodón”. Y más adelante, el 3 de noviembre, escribe: «Redes en que dormían, que son hamacas». El ají es su pimienta”, explica, en otra entrada del diario. Otro término que se va sumando es cacique”, que por momentos, Colón traduce como «rey». Pero hay ciertos vocablos indígenas presentes en el Diario de Colón que no subsistirán. Es el caso por ejemplo de ajes” (un tubérculo parecido a la batata), cazabe” (pan), nitaine”(noble), tuob y nocay” (términos usados para nombrar al oro), etcétera. Tendrán mejor suerte bohío” y “Caribe”, hoy usados en todos los idiomas: “Bohío” era el nombre dado a las viviendas y también el de la isla que Colón bautizará como La Española (hoy Haití y República Dominicana).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.