EL CUERPO MÉDICO EN LA CAMPAÑA DEL PARAGUAY (1865)

EL CUERPO MÉDICO EN LA CAMPAÑA DEL PARAGUAY. Dice FRANCISCO SEEBER en sus Cartas sobre la guerra del Paraguay (1865-1866), refiriéndose a los médicos en esa campaña: “El cuerpo médico argentino prestó sus humanitarios servicios, estableciendo sus ambulancias bajo el fuego enemigo. El viejo doctor ALMEIRA, JOAQUÍN BEDOYA, MIGUEL GALLEGOS, FRANCISCO SOLER, ELEODORO DAMIANOVICH, MOLINA, GOLFARINI, siempre en medio del fuego, con escasos elementos curan y disminuyen los dolores de los heridos. A veces se utilizaban determinados productos para calmar el dolor de los heridos graves. Algunas ambulancias que tenemos, de cuatro ruedas, se entierran en la arena y en los bañados. Los hospitales de sangre carecen de medicamentos y algunos médicos administran arsénico a falta de quinina, para las fiebres. CAUPOLICÁN MOLINA es un médico práctico y bondadoso que atiende a los heridos con un cariño especial. MIGUEL MARTÍNEZ DE HOZ, herido en un combate, estaba en una ambulancia con agudos dolores y al acercarme a él me dijo: “Qué tal, alemancito, ¿los paraguayos pegan o no?”. JOAQUÍN BEDOYA es un gran médico, muy valiente, pues cura a los heridos en el mismo campo de batalla bajo fuego enemigo. Ayer me invitó a que lo acompañara a visitar los heridos en el hospital. Volví descompuesto de los olores que despiden los heridos. Después de Tuyutí vi amputar brazos y piernas a tres paraguayos que comían tranquilamente una galleta, durante tan dolorosas operaciones. Frente a las trincheras de Curupaytí, donde murieron 588 argentinos y 408 brasileños, el terreno estaba cubierto de sangre…”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.